LA COMPAÑÍA DE JESÚS

La Compañía de Jesús

Somos una orden religiosa conformada por ho,bres de todo el mundo, que hemos sentido en común el deseo de hacer presente a Dios en todos los lugares, especialmente en las fronteras, no sólo geogríaficas, sino las fronteras generadas por la injusticia.

Fundada por San Ignacio de Loyola en Roma, en el año de 1540, Ignacio y sus compañeros compartían el deseo de servir en la misión de Dios y de su Iglesia. Hoy en día, somos alrededor de 16 740 jesuitas en el mundo, compartiendo el camino en el servicio de la fe y la promoción de la justicia.

En nuestra orden religiosa, tenemos dos estados religiosos para servir a Cristo: sacerdote o hermano. Según la vocación y llamada de Dios concreta cualquiera de las dos opciones son posibles e igual de importantes. 

La misión hoy

Hablamos de misión, porque hay quien nos ha convocado desde antes. En la Compañía de Jesús, nos sentimos llamados a contribuir con Dios, haciendo vida el Evangelio de Jesús, desde las distintas realidades donde nos encontramos. Orientando la diversidad de apostolados y nuestro carácter misionero a la defensa de la fe y la promoción de la justicia que la misma fe exige, buscamos servir para la mayor gloria de Dios.

Siendo “pecadores perdonados llamados a servir” (P. Pedro Arrupe) llevamos la misión que Jesús nos dio en colaboración estrecha con personas diversas, juntos creemos posible un mundo más justo y más humano.

Somos amados y por ello perdonados y llamados